Ya es viernes 1 de febrero 2019. La Luna entra en Capricornio♑ a las 2 de la mañana en España. Y seguirá en el signo hasta el proximo domingo a las 3 de la tarde, en que la Luna entrará en Acuario♒ para formar la Luna Nueva a las 10 de la noche del lunes 4 de febrero 2019.

La Luna en Capricornio♑ no formará aspectos a ningún planeta hasta el sábado al amanecer, así que el viernes transcurrirá sin emociones – porque Capricornio♑ es poco emocional y Acuario♒ – donde está el Sol – menos.

En realidad, estamos tranquilos, sin emociones que nos alteren especialmente. Muy concentrados en lo que debemos hacer, muy pendientes de lo nuestro. Serios, más bien, en estos días: como es Capricornio♑, responsable.

Todos tenemos cosas en nuestra vida que están colapsando, porque son mentira. Y eso significa que algo erróneo para ti está saliendo de tu vida. Porque ahora lo vemos claro, lo que es erróneo y lo que es correcto. Si dudamos de algo, es que no es nuestro.

Con la Luna en Capricornio♑ no dudaremos. Quizás nos sorprendamos porque no sentiremos o, al menos, ya no tendremos ganas de complicarnos la vida por cosas viejas. Salvo por aquello que sí, de verdad, sea nuestro.

En este tránsito por Capricornio♑, la Luna se encontrará con Saturno y Plutón en el signo. Con Saturno, el sábado en la madrugada. Con Plutón, en la tarde del sábado 2 de febrero. Serán puntos de inflexión, de darse cuenta, de ver y sentir lo que es y no haber media vuelta. No caben ya engaños ni medias verdades. Si sientes algo, es tuyo. Si no sientes, entonces no esperes que lo que está perdido se restablezca. Capricornio♑ es así: lo que existe, es. Lo que no, no cuentes con ello.

La Luna en Capricornio♑ también la hará un sextil a Neptuno en Piscis♓ en el amanecer del sábado. Porque estamos bien. Es, precisamente, esta sensación de estar haciendo lo correcto lo que nos proporciona la seguridad y tranquilidad interior de saber que lo que está pasando es lo mejor que podía suceder. Porque tenemos sueños. Y todavía podemos hacerlos realidad, si queremos.

La salida del signo no será cómoda, porque la Luna en Capricornio♑ tendrá que pasar por la cuadratura con los 2 planetas en Aries♈ en este momento: cuadraturas a Marte y Urano, que estarán activas desde la puesta del sol del sábado y hasta el mediodía del domingo 3 de febrero. Ambas indican energías que se oponen al status quo, al orden establecido, al que fue y, aunque siga siendo, no casa con las nuevas ideas. Un nuevo impulso, un nuevo empujón, para salir de ESO que ya no es correcto. Porque no nos vale. Porque está muerto.

Las emociones siempre están tranquilas con la Luna en Capricornio♑ porque Saturno, su regente, no es de emocionarse, precisamente. Más bien es de valorar lo que tenemos. Pero, también, de no poder fingir ni aparentar con lo que, aunque siga estando ahí, ya no lo queremos nuestro. Así que si algo ya no está, ya no es, está acabado, lo aceptaremos y ni nos molestaremos por arreglar las cosas…¿para qué, si ya está muerto? Y no es recuperable, tampoco. Porque esta vez estamos cerrando ciclos.

Capricornio♑ es sensatez, responsabilidad, aunque eso signifique ser serio. Seriedad para disfrutar y reconocer lo bueno. Pero también para no tolerar lo incorrecto. De ahi que, en estos días, si mantienes cosas indebidas, te verás forzado a echarlas fuera de tu vida. Porque ya no estamos nadie para tonterías, ni para seguir viviendo algo que no vibra.

Dada la cuadratura mayor que tendrá lugar durante este tránsito – el conflicto entre Marte en Aries♈ y Plutón en Capricornio♑ que será concreto en la madrugada del viernes al sábado – y que se verá activado por la Luna desde esa hora y hasta el mediodía del domingo siguiente, podemos decir que es día de dejar atrás todo lo incorrecto. Así que si algo salta por los aires en estos días, tómalo como una liberación necesaria para poder vivir, en adelante, una vida más satisfactoria, más completa.

Porque nos daremos cuenta de que estos últimos años nos hemos conformado con menos de lo que nos correspondía. Y no se trata de ser más o menos. Se trata de que, ahora, queremos lo que, de verdad, es nuestro. Y, para eso, primero habrá que desprenderse de lo que, por equivocación hemos mantenido a nuestro lado en este tiempo – también, por no dañar al que queremos – porque la verdadera equivocación, y así lo sentiremos en este tránsito lunar, es habernos comprometido con alguien (o algo) que no es correcto para nosotros. Porque el destino lo fija el destino, no nuestra conveniencia. Y aunque, a veces, las estrellas, nos dejan convivir con eso y contribuyen a mantener ficciones como si fueran ciertas, llegan etapas donde toca arramplar con todo eso porque es tiempo de liberarnos de viejas cadenas y de deshacer los errores que hemos podido cometer en los últimos tiempos.

Y como ahora toca deshacer errores, salir de lo malo y entrar en lo bueno, deja ir con esperanza todo aquello que te ha estado oprimiendo y, más importante, no te ha dejado ser quien tú, de verdad, eres.

Volvemos el domingo con la Luna en Acuario♒. Cerrando ciclos para abrir algo nuevo.

Publicado por Alimentos de la A a la Z

Blog sobre los alimentos, sus propiedades y los beneficios que nos aportan

A %d blogueros les gusta esto: