Hoy es domingo 10 de marzo 2019. La Luna ha entrado en Tauro a las 8 de la mañana en España y seguirá en el signo hasta el próximo martes a las 6 de la tarde. Cosas están cambiando en la vida de todos muy rápidamente y más cambiarán en los próximos días y hasta la Luna Llena del 21 de marzo 2019, que inaugurará el nuevo año zodiacal, cuando el Sol entre en Aries.

Pero antes de eso, el Sol en Piscis va a terminar con malas situaciones que han de terminar. Te guste o no, algo que no es adecuado debe llegar a su final. Y así será, en este tramo final del Sol por el signo de Piscis.

Para algunos no será fácil aceptar lo que está pasando, pero es que todo lo que es inestable está colapsando desde que Urano entró en Tauro el día 6 de marzo. De repente, la situación que se había mantenido durante los últimos años se te va de las manos y pone fuera de tu vida eso que te está perjudicando. Y será irreversible. Porque es tiempo de cambios.

La Luna en Tauro ayudará al proceso haciéndonos ver las cosas tan claras que rodarán por tierra todos los engaños. Pero lo hará de buena manera, despertando nuestro instinto primario hacia lo que sí, de verdad, queremos y deseamos.

La Luna de Tauro formará conjunción con los 2 planetas en Tauro: Urano, recién entrado, hoy domingo. Y Marte, más adelantado, mañana lunes. Es el primer tránsito lunar por este signo desde que Urano entró en Tauro, así que se dejará notar con intensidad lo qué este planeta viene a señalar. Y es que en el futuro sólo cabe estabilidad.

La Luna desde Tauro también formará buenos aspectos a los planetas en Capricornio – Saturno y Plutón – y en Piscis – Neptuno, el Sol y Mercurio. Eventos y sucesos reales ocurrirán para implementar estos cambios, de forma instintiva estaremos actuando.

La clave es identificar qué o quién es tu fuente de energía, quien te revitaliza y quien te desquicia, quien te hace sonreír y quien te amarga la vida. La verdad es inevitable. Primero, asumiéndolo. No hay punto de seguir con el pasado cuando las cosas han cambiado, ya no podemos mantener los engaños. Y segundo, actuando. Para adecuar la realidad a nuestra nueva percepción de las cosas.

En realidad, cosas que hace 2 años parecían imposibles, se han vuelto ahora reales posibilidades. Porque obstáculos que han sido insalvables estos años, están siendo removidos para liberarnos. Afectos que han desaparecido y amores y deseos que se han intensificado. Cosas que han cambiado. Sentimientos que hablan con fuerza y que obligan a adecuar la vida a la verdad interna que se siente tan rotunda.

Tantos planetas en signos de Tierra nos están empujando a hacer cambios reales. Porque todos queremos algo. Y estará en nuestra mano, si lo empezamos.

Cuando uno se ha equivocado y tiene que corregir decisiones, puede resistirse un tiempo pero al final, tendrá que hacerlo. Porque si no lo hace, su vida será cada día más insoportable. Hay cosas que escapan a nuestros planes y, sin embargo, son. Y las grandes verdades siguen, y seguirán, hablando claro y fuerte para, definitivamente, obligarnos a hacer algo.

Buen paso de la Luna por el signo de Tauro. 🏈

Publicado por Astrología

Blog sobre influencias astrológicas activas

A %d blogueros les gusta esto: