Hoy es jueves 21 de marzo 2019. Las energías astrológicas han dado un giro de 180°, pues si ayer el Sol estaba en Piscis y la Luna en Virgo – hablando verdades – hoy el Sol ha entrado en Aries y la Luna en Libra, donde formaron la 1° Luna Llena de la primavera esta noche pasada a las 3 de la mañana.

Desde hace unos días y durante unos cuantos más, el magnetismo está impregnando el ambiente, e igual que nos estamos sintiendo atraídos por ciertas personas, nos estamos sintiendonos cada vez más separados y distanciados de otras.

La atracción que existe entre las personas se da de forma natural y fuera de nuestro control: uno no decide por quien se siente atraído. Surge así y punto. Actúa. Y cuando esta atracción natural no existe o, siendo débil, ya ha desaparecido, no tendrá fuerza alguna para mantenernos unidos, por más que nos empeñemos en seguir con ciertas personas porque nos convienen para ciertas cosas o les hayamos cogido cariño, cómo se toma apego por un animalito de compañía. Pero eso no es el amor de pareja, en modo alguno.

Aunque muchos se engañan a si mismos y se mantienen en parejas que no tienen posibilidad de aportar a su vida ni una pizca de buena energía, porque ciertas relaciones nunca podrán funcionar por más que uno se empeñe en sostenerlas, todo el que lo ha vivido sabe que son aquellas relaciones impregnadas de energía magnética las que, realmente, te llenan de vida. Porque el magnetismo, la atracción hacia el otro, existe o no, y cuando no tiene fuerza, las relaciones no prosperan ni traen prosperidad alguna a tu vida.

Esta Luna Llena, en el signo de Libra, afectará a nuestras relaciones, poniendo en evidencia los defectos de las incorrectas y activando con fuerza la atracción hacia las correctas. Estamos comenzando un nuevo año zodiacal, y nuestra mirada se dirige adelante y no hacia atrás.

Las cuadraturas de la Luna en Libra a Saturno y Plutón en Capricornio que se darán el viernes 22 de marzo, nos separarán de lo incorrecto. Son de esperar rupturas y separaciones. Divorcios de las malas relaciones, las que ya están terminadas y hemos sentido muertas en las últimas semanas. Más ahora, con el Sol en Aries, que nos anima a liberarnos de viejas cadenas.

Algunos no sentirán nada después de la ruptura. Por el momento, puede no haber nadie en su cabeza que sustituya al perdido. Pero lo cierto es que la simple liberación de algo negativo ya tiene, de por sí, un efecto positivo y hará que se sienta feliz de estar vivo. En todo caso, al dejar atrás lo incorrecto, uno se abre a nuevas experiencias que estén por llegar.

Otros, en cambio, se estarán darán cuenta de que han estado dando valor a cosas incorrectas y es ahora cuando comienzan a tomar conciencia de que hay cosas o personas que, quizás descartaron o dejaron atrás, pero que no han conseguido todavía sacar de su cabeza. Incluso más todavía, percibirán que no quieren, ahora, vivir sin ciertas personas en su vida, aunque antes no lo vieran de esa manera.

Cuando ya no estás con alguien, pasa el tiempo y no consigues sacarlo de tu cabeza, no puedes cortar el lazo, no te desconectas, es que algo has de vivir todavía con esa persona que no conseguiste olvidar, como ocurre con la mayoría de las relaciones que a las pocas semanas quedan enterradas en el olvido más sepulcral.

Los resquicios o rescoldos de viejas brasas han sido la causa de las reconexiones que se han producido en los últimos meses/semanas a relaciones pasadas, y al reconectar, hemos podido o bien sentir que allí no hay nada que deba ser recuperado, o bien, al contrario, percibir que hemos rescatado la conexión a alguien en quien podemos confiar y confiamos plenamente. Estas reconexiones han podido volver a prender el fuego de alguna chispa que estaba escondida, pero que todavía existía.

Estamos en tiempos de cambios mayores en la vida de todos. En este momento, son las relaciones lo que está en el foco. Porque para comenzar una nueva etapa hemos de ir acompañados de la persona correcta o, al menos, libres de ataduras de aquellos que nos provocan sólo pereza y no son más que una rémora para nuestro progreso.

Porque con el Sol en Aries se acabó la pereza y el ensimismamiento. Y nadie querrá vivir si no es lleno de energía y de amor por la vida y por esas personas que nos encienden a desear vivir a plena potencia. Si tu pareja actual es de los que sólo te drena con escasa atenciones y sentimientos débiles y poco definidos, mi consejo: dale puerta y ábrete a la vida!!!!

Porque el propósito es, este año, corregir nuestra vida y ponerla en sincronía con nuestro destino. Y para seguir tu destino, has de dejarte guiar por tu corazón y por tu instinto. Como nos indicará esta Luna Llena en el signo de Libra, que introduce de modo oficial la primavera.

El invierno quedó atrás y, con él, todo lo que nos ha tenido estancados en los últimos tiempos. Ahora toca avanzar y buscar los compañeros correctos de vida. Así que sal a la calle y disfruta, que llegó la primavera y con ella, el principio de una nueva etapa de tu vida.

Publicado por Astrología

Blog sobre influencias astrológicas activas

A %d blogueros les gusta esto: