Júpiter en Sagitario

Dado que esta madrugada del 26 de noviembre 2018 se produce la conjunción anual entre el Sol y Júpiter en Sagitario♐, me parece oportuno publicar un post explicando qué y como funcionan los ciclos de Júpiter, con objeto de completar la información que se da en los post diarios.

Júpiter es el planeta más grande del sistema solar y tarda 12 años en dar la vuelta al Sol. De la misma forma, nuestros ciclos de prosperidad y nuestros éxitos o fracasos, vendrán marcados por este planeta en ciclos de esa duración.

El ciclo anterior de Júpiter se extendió desde 1998 a 2010 y el actual abarca desde 2010 a 2022.

El punto culmen del anterior ciclo se alcanzó entre noviembre 2006 y diciembre 2007, justamente cuando Júpiter transitaba el signo de Sagitario♐, su territorio. Este fue el punto máximo de prosperidad de lo que quiera que representaba Júpiter en esa etapa de nuestra vida y, seguramente, si haces memoria, sabrás perfectamente de qué se trata.

En la mayor parte de los casos, Júpiter afecta – o va ligado – a la vida profesional; porque Júpiter es nuestra fuente de sustento, y el sustento, en nuestros días, suele llegar de la profesión. Pero no es la única fuente de sostenimiento, así que Júpiter puede abarcar otros conceptos más amplios de lo estrictamente profesional.

Desde 2010/2011, el ciclo de prosperidad cambió. El anterior se extinguió por agotamiento y muchos se vieron obligados a dejar lo que estaban haciendo para empezar de nuevo. Otros siguieron en lo suyo pero, seguramente, perdieron su toque de suerte en aquello que siempre les funcionó previamente.

Porque cuando cambia el ciclo, también se altera la buena suerte. Asi que empieza a haber mala suerte donde antes siempre la había habido buena. En la misma proporción, seguramente, pero a la inversa.

De una forma o de otra, todos nos hemos visto obligados a reciclarnos en estos años, a comenzar cosas nuevas – muchas de ellas fallidas, el porcentaje de error fue muy alto – porque continuamos comportándonos usando patrones antiguos que ya no estan vigentes después de esas fechas. Seguimos, por un tiempo, por inercia, haciendo las cosas como antes, cuando los criterios de antaño ya no aplicaban y acumulamos error tras fracaso.

Una de los aspectos que protagonizó la inauguración del nuevo ciclo de fortuna fue la conjunción de Júpiter con Urano en los primeros grados del signo de Aries♈ que marcaron los años 2010/2011. Preludio de que el nuevo ciclo de éxito iba a tener un fuerte componente uraniano, ya que Urano, el regente de Acuario♒, rige también todo lo relativo a internet y, es claro, que internet ha tenido una altísima participación en la prosperidad del mundo desde esa fecha en adelante.

De hecho, desde entonces, todo aquel que ha dado la espalda a internet o ha pretendido vivir a la vieja usanza, como si nada hubiera ocurrido, ha podido ver como ha tenido todo menos prosperidad. Una señal de que los tiempos cambian y la suerte, también.

El hecho de que Urano haya estado involucrado en la inauguración del ciclo, tambien ha determinado, sin duda, lo fuera de juego que nos ha cogido a todos, en general, el cambio de era. Sólo unos cuantos genios avispados captaron, desde el principio, el cambio que planteaban los nuevos parámetros y supieron sacar provecho de estas ventajas y hoy son millonarios.

Pero la masa, la gente normal, nos creíamos que aquello no iba con nosotros. Y nos equivocamos. Porque internet y las nuevas tecnologias han revolucionado tanto la economía mundial y las formas de trabajo, que hoy nadie ya puede escapar a su influencia, si quiere trabajar o ganarse la vida de alguna manera. Y parece que el éxito va unido, además, a todo aquello que circula por la red.

Igual que ocurrió en el ciclo anterior, cuando el momento culmen de la prosperidad se cumplió al transitar Júpiter el signo de Sagitario♐, justo antes del comienzo de la crisis mundial, ahora el planeta vuelve a su signo natal para llevar a la máxima expresión lo que quiera que, en esta etapa, se ha definido como Jupiter para nosotros.

En aquella ocasión, estos meses fueron el momento en que la burbuja alcanzó su punto máximo. Y ese estadio es similar al que ahora nos tocará vivir, 12 años después, para comprobar hasta dónde de lejos podemos llegar, hasta donde da de sí, el nuevo ciclo que comenzamos a vivir en 2010.

Así que, es muy probable que vivamos en este próximo año algo parecido a la burbuja de 2007, pero en el ámbito tecnológico o de la red. Una sobredimensión que posiblemente haya que moderar después, cuando Júpiter entre en Capricornio después de diciembre 2019.

Pero antes del ajuste, nos toca experimentar durante los próximos 12 meses, el efecto expansivo de Júpiter para hacer avanzar lo que quiera que tengamos entre manos en estos momentos para traernos, por fin, el éxito en lo que hemos iniciado, desde 2010 en adelante, en este área de nuestra vida que garantiza nuestro sustento y nuestra prosperidad.

Por lo pronto, desde el pasado 8 de noviembre 2018 en que Júpiter entró en Sagitario♐ estamos más vivos y, sobre todo, más ilusionados con el futuro, lo estamos viendo más despejado en general con perspectivas que no teníamos hace unos meses. Más bien años, porque desde la crisis ya nada fue igual.

Y la cosa no ha hecho más que empezar. Júpiter está tomando tierra aún recién llegado. Aunque ya ha empezado a actuar, sobre todo desde que el Sol y Mercurio le acompañan en Sagitario♐.

Júpiter es el gran benefactor, el planeta que expande lo que toca, el que busca llevarnos fuera de nuestras fronteras, más allá de nuestros límites naturales. El que quiere que avancemos. Su terreno es el extranjero y los estudios superiores. Ademas de las relaciones, sobre todo de tipo social. Este ciclo, además, se une a internet por la influencia de Urano, como ya explicamos.

Júpiter es grande y bueno. Y extremadamente generoso, ese es su rasgo característico. Como Jesed, la sefirá a la que representa en kabalá, el nivel más alto de la astrología y el final de los mundos intermedios del Arbol de la Vida.

Y esta generosidad jupiteriana se va a percibir en forma de éxito en los próximos 12 meses. Todos deberíamos tener la energía de Júpiter en nuestra vida si queremos triunfar. Este es el momento de ello.

Júpiter se percibe como la excitación que se vive, por ejemplo, al firmar un buen contrato o llegar a un buen acuerdo en los negocios, o al recibir el aplauso del público en el caso de los artistas. O cuando te dan un bonus, o una gratificación que no esperabas. O cuando recibes likes en tus redes sociales.

Esa energía de subidón que nos provoca la presencia de Júpiter, es el mejor indicio para localizar lo que es Júpiter en tu vida. Es como si el horno o caldera, de pronto se prendiera, trayendo la pasión a tu vida. La ilusión, el optimismo que se produce al sentirse uno en la cresta de la ola, haciendo surf y manejando el panorama.

Pues esta sensación, que hemos de reconocer, hace mucho tiempo que no sentimos, la tendremos varias veces y nos acompañará en estos 12 meses que dure el tránsito. Nos sentiremos, otra vez, recuperando el control de nuestra vida y eso va a ser muy agradecido después de tantos años de restricciones.

Así que es buen momento para apostar por todo aquello que nos apasiona, que nos enciende, que nos hace sentirnos vivos. Es el momento de demostrar hasta donde queremos llegar. Es el momento de triunfar, por fin, para aquellos que no han conseguido triunfo relevante alguno desde 2010.

Ahora bien, la buena suerte vendrá de la mano de Júpiter, y eso significa que para poder conseguirla debemos vibrar a su nivel. Porque la sensación de éxito atrae más éxito. La confianza. Es la clave para atraer la suerte hacia nosotros.

Lo importante es que serán 12 meses de prosperidad general de la que todos podemos beneficiarnos, aprovechando el tirón para promocionar o expansionar nuestros negocios, crecer en el trabajo y dar luz a lo que quiera que hemos estado preparando en el último año. Y si usamos internet, mejor, porque de su mano llegarán los golpes de suerte en muchos casos, más sobre todo en los primeros meses en que Urano retrógrado ha vuelto a Aries♈ para colaborar en este avance.

El primer golpe de buena suerte se recibirá en este mes en que el Sol pasa por Sagitario♐, esto es, antes del 21 diciembre 2018. Ello nos ayudará a confiar otra vez en nuestra propia capacidad para ser exitosos.

Después avanzaremos y creceremos durante el año con celeridad. Seguramente el proyecto se hiper desarrollará y el año que viene haya que ajustar, pero durante este año la apuesta es crecer y expandirse y conseguir prosperidad.

Y para que todo esto funcione, debemos apartarnos de la negatividad, de todo aquello que nos amarga y nos recuerda la realidad que nos ha molestado estos últimos años. De ahí la importancia de despegarnos de estos focos de problemas constantes. Porque si nos movemos en ese nivel, la buena suerte se nos escapará otra vez, a pesar de que ahí está disponible, para quien sepa acceder a ella.

En todo caso, lo que quiera que ahora se está empezando a desarrollar, saliendo a la luz en estos momentos o a punto de hacerlo, será nuestra forma de vida o nuestro sustento hasta, al menos 2022, fecha en la que se iniciará un nuevo ciclo mundial que traerá nuevos cambios y escenarios.

Por el momento, disfrutemos de estos 12 meses de Júpiter en Sagitario♐ y aprovechemos el tirón para inundar nuestras vidas de prosperidad y para poder mostrar al mundo que, otra vez, volvemos a tener éxito. Porque otra vez, la suerte está de nuestro lado. Recuérdalo y que no se te escape ni una chispa!! 🌟⭐⭐🌟

Luna Llena en Géminis Nov 2018

Ya es viernes 23 de noviembre 2018. Cambio completo de panorama con respecto a días previos, muy centrados en obligaciones y preocupaciones laborales o de sostenimiento; muy materiales, como es propio de Tauro♉ y de los signos de Tierra🌎 en general.

Sin embargo ahora toca, por unos días, aparcar todo eso y animarse un poco, porque el Sol entró ayer en Sagitario♐ a las 11:00 am de Madrid, prometiendo un mes adelante fulgurante y divertido; y, además, esta madrugada, la Luna entrará en el signo opuesto a Sagitario♐ – Géminis♊ – para formar una hermosa Luna Llena a las 7:00 am de la mañana.

Esta Luna va a ser grande, y lo notaremos sobre todo cuando anochezca, ya viernes y sábado. La emoción esta a tope – como pasa en todas las Lunas Llenas – pero hoy lo estará especialmente porque esta Luna Llena se forma con el Sol casi en conjunción con Júpiter, el gran planeta, recién entrado en Sagitario♐ – su residencia natural – el pasado 8 de noviembre 2018.

La conjunción entre ambos planetas – Sol y Jupiter – será exacta el domingo próximo. Se da 1 vez al año y es, cada año, un día de suerte en general. Pero este año más, porque se da en Sagitario♐, lo que ocurre una vez cada 12 años.

El que Júpiter esté tan cerca de la Luna Llena va a notarse no sólo estos días, sino en las 2 semanas que faltan para cerrar el ciclo lunar que comenzó hace 2 semanas con la Luna Nueva en Escorpio♏. Y se notará en forma de buena suerte en ese algo que Júpiter nos trae a cada uno. Porque Júpiter en Sagitario♐hasta diciembre 2019, promete prosperidad en un área de tu vida que lleva años afligida.

Ese área de tu vida que fue tan próspera entre diciembre 2006 y diciembre 2007 (fechas en que Júpiter pasó anteriormente por el signo) volverá a serlo ahora, con el impulso jupiteriano renovado, aunque quizás esta vez lo sea de forma distinta.

Lo que quiera que trae a tu vida Jupiter en Sagitario♐ será muy evidente en este tránsito de la Luna por Géminis♊, viernes y sábado. Ese algo o alguien que te inspira, que te emociona, que te vuelve a la vida. Puede ser un trabajo o una relación. Algo que te hace confiar en que se está abriendo una nueva fase positiva.

Cuando Júpiter se activa es más bonita la vida. Y más fácil. Porque todo fluye sin bloqueos. Júpiter en Sagitario♐ es la energía del éxito. Y eso es lo que el planeta quiere traer a nuestras vidas estos 12 meses próximos.

Dado que Géminis♊, el signo de la Luna en estos días, es hablador y comunicativo, las conversaciones estarán muy activadas. Y no serán para nada frías, porque el Sol y Mercurio en Sagitario♐ pondrán pasión y energía en nuestras palabras.

De estas conversaciones llegarán soluciones a problemas que teníamos. Sin saber muy bien cómo. Pero las encontraremos. Aunque no sabremos cómo nos afectará a cada uno hasta que haya pasado la Luna Llena.

Esta Luna Llena va a tener un efecto liberador, porque cuando uno ve la solución a algo importante que nos preocupaba desde hace tiempo, no puede evitar el querer ponerse en movimiento a.s.a.p. Esta es la energía del fuego de Sagitario♐ activada por todos estos planetas. Energía que nos va a encender, nos está encendiendo, en un área que llevaba mucho tiempo apagada y sin perspectivas halagüeñas de que volviera a haber luz en ella.

Lo que quiera que pase en estos días nos propulsará adelante, con un avance importante, en algo que es necesario para la prosperidad en nuestra vida.

Y una vez que empecemos, irá yendo a más y, todo eso que nos había preocupado y amargado últimamente se desvanecerá, como por magia. Porque lo negativo ya no tiene cabida en este próximo ciclo de tu vida. Y ya, ni nos preocuparemos por aquello. Se nos borrará, porque ya no formará parte de nuestra vida.

Sólo 2 advertencias para este tránsito: la cuadratura a Marte en Piscis♓, que nos obligará a hacer algo que debemos completar en la mañana del viernes y que se sentirá como un fastidio, un engorro. Pero es pasajero. En cuanto lo hagamos, nos sentiremos aliviados.

Y el sábado antes de que amanezca, la cuadratura de la Luna de Géminis♊, en su maxima fuerza, a Neptuno en Piscis♓. Que se pudiera vivir como un duelo o lucha interna entre las nuevas emociones y los viejos sueños, o como una situación real que evidencie eso. La incompatibilidad entre ambos sistemas, viejo y nuevo.

Porque el nuevo escenario que señala esta Luna Llena puede llevarnos a algún ajuste en los sueños o ideales que perseguimos desde 2012. Podrá sentirse incómodo, sobre todo para los Virgo♍ y Piscis♓ y cualquiera con planetas en esos signos.

Pero, en general, viernes y sábado serán días muy vivos, de gran animación y divertidos y, sobre todo, importantes para la definición de ese futuro que se está abriendo y que nos hace tener buenas expectativas con respecto a esta nueva etapa de nuestra vida.

Bienvenida Luna Llena en Géminis♊. Promete ser divertida! 🎠🎡🎢🎪

Saturno en Capricornio

Después de varios meses escribiendo post relativos al ciclo lunar – que actúa de compuerta para la apertura de energías de unos u otros planetas e intensifica los efectos, según momentos del mes – me parece importante comenzar ya con algun post relativo a los planetas externos, que son los que traen acontecimientos y sucesos a nuestra vida real. Regulan lo que nos pasa, lo que nos sucede, en áreas distintas de nuestra vida. Y permiten enmarcar los sucedidos concretos del día a día en el escenario general que estamos viviendo.

Y hoy comenzaremos con Saturno, señor de Capricornio♑, rector de la vida en la Tierra y responsable de regular, entre otras cosas, nuestro ciclo de reencarnaciones.

Cuando morimos volvemos a Saturno – Biná en kabalá – y, una vez allí, volvemos a planificar nuestra próxima bajada a este planeta. Que no es nunca accidental, sino previamente programada, a veces con siglos de anticipación. O con años o meses. Eso, siempre depende de cada caso y del trabajo a cumplir.

Todo lo que atañe a Saturno, en astrología, está predestinado desde antes de nuestra existencia. Son esos específicos momentos donde estamos donde tenemos que estar y, sobre todo, con quien tenemos que estar. Porque esos precisos momentos con esas personas que señala la vida deben cumplirse y alli el gran jefe no admite desviaciones.

Son, como siempre explico, esos momentos que quedan fuera de nuestro libre albedrío, porque el contrato vital que firmamos antes de bajar así lo incluía. Y una vez firmado, eso no se puede cambiar. Salvo, eso sí, la práctica kabalista a niveles superiores del árbol de la vida, para quien lo consiga, que no es fácil elevarse hasta estos mundos divinos superiores a un nivel que permita modificar un karma vinculado a nuestro lifetime actual, que es el que regula Saturno, el último planeta individual de cada uno.

Los que vienen detrás de él ya son planetas generacionales y, por tanto, atenientes al plan colectivo de la humanidad y no a nuestra vida concreta, aunque también nos afectan, pero de otra manera.

Volvamos a Saturno, el último planeta visible al ojo humano y, por ello, el único referido en los estudios kabalisticos de la época antigua. Los antiguos astrólogos sólo estudiaban 6 planetas, no había telescopios en esa época. Es el sexto planeta del sistema solar en el que vivimos y, como hasta ahí podía ver la humanidad en ese momento por falta de ciencia, hasta ahí, tambien, fue revelado. Por eso la antigua astrología sólo habla de la influencia de 6 planetas. Más la Luna y el Sol, que no son exactamente planetas, sino luminarias.

Saturno tiene ciclos de 30 años, así que una persona normal comenzará, pero no concluirá, 3 ciclos completos de Saturno en una vida. Salvo que alcance a vivir más de 90 años.

Cada vuelta de Saturno a nuestra carta natal es una vuelta de tuerca a nuestra vida para hacernos madurar. Lo que suele ocurrir, por primera vez, alrededor de los 30 años, y de nuevo, al cumplir los 60.

Cada una de estas etapas busca llevarnos a un nuevo nivel de madurez, de la juventud a ser adulto, y de ser adulto a ser viejo. O a comenzar el retiro, el apagado progresivo de la propia vida.

Es el ciclo vital que regula Saturno. Ínsito en la vida del ser humano en la Tierra. Porque venimos a madurar, a aprender, a hacernos más responsables. Porque hay cierta grandeza en todo aquel que es responsable de su propia vida. Que hace lo que quiere porque lo decide, porque lo considera lo más adecuado en ese momento y porque le satisface hacerlo. Aquel que es dueño de su propia vida, que es, exactamente, como él quiere ser porque así ha nacido.

Todo eso se acentúa, además, por el hecho de que Saturno, en este momento y desde diciembre 2017, está en Capricornio♑, su reino. Y en este territorio no admite desviación alguna. Es concluyente. Si está en el contrato sí. Si no, no. Y no hay más que hablar.

Los tránsitos de Saturno en Capricornio♑ que duran 2,5 años una vez cada 30 años, nos sitúan en nuestro lugar destinado, si es que no fuimos capaces de ver el adecuado. Por eso son tiempos de grandes cambios, salvo para aquellos que están en su camino destinado o se alejan poco del inicialmente pactado.

Durante estos tránsitos de Saturno en Capricornio♑, de repente, uno ve como su mundo inadecuado se derrumba por completo antes sus ojos. Podemos llegar a perder todo eso que pensamos que iba a ser nuestro para siempre y sin poder evitarlo. Simplemente, no es arrebatado porque no estaba en el plan pactado.

Y sin saber por qué sí o por qué no, lo cierto es que, de forma progresiva normalmente – aunque no siempre – tenemos que lidiar con la pena de vernos privados de algo que considerábamos esencial para nuestra vida. Y eso, a veces, duele tanto…que se hace difícil seguir adelante…viviendo la vida sin más como si nada hubiera pasado.

Todo esto es karma, bien de esta vida, bien de vidas pasadas. Dolores que inflingimos que ahora debemos recibir de vuelta. Porque ningún mal causado en esta Tierra será dejado ir sin dar a la víctima su derecho a réplica. En esta o en otra vida. Pero toda víctima tendrá su derecho a devolver el daño causado, por otro, a su persona.

Sólo si la víctima, cuando le llega el momento de aplicar su castigo, renuncia a ello, no por miedo sino porque ya está despegado de ese problema, y es capaz de aftontar la situación kármica en una esfera superior y no desea venganza ya, podrá eludir esa condena y liberarse del karma para el futuro en ese asunto concreto.

Porque mal karma genera mal karma, hasta que uno lo para y lo detiene y evita seguir generando nueva negativad que continúe retroalimentando el ciclo. En ese momento, cuando uno renuncia a exigir su justa reparación, el karma se supera y uno queda liberado de algo malo de su existencia. Y se transforma en una persona mejor. Ha progresado. Es más alto de lo que era cuando llegó. De eso, entre otras cosas, va el trabajo en el planeta Tierra.

Desde el 21 de diciembre de 2017, Saturno entró en su signo, Capricornio♑, y desde entonces, nos está protegiendo, haciéndonos huir de lo malo y refugiarnos en lo bueno.

Lo bueno, para Saturno, es lo que se siente como tal en cada momento, lo que nos conforta, lo que nos trasmite sensación de protección, de seguridad. Y por todo eso se siente bueno. Es Saturno el que se encarga de que uno lo sienta de esa manera, porque esa es la sensación que se tiene cuando uno llega a, o está viviendo ya, su destino destinado.

Y a ese nos está llevando Saturno en Capricornio♑ desde esa fecha. El recorrido finalizará en diciembre 2020, después de haber hecho los ajustes necesarios por el camino. Todavía quedan algunos. Porque hablamos de procesos vitales de largo recorrido.

La manera en que se sentirá el efecto será, por ejemplo, distanciándonos de personas con las que antes congeniábamos – amigos, amantes, parejas, sitios…- o incitándonos a abandonar trabajos que antes nos gustaban. O a perderlos, directamente, si no lo hacemos voluntariamente por más que no nos gusten nada.

En general, Saturno en Capricornio♑ nos empujará adelante quitándonos las ganas de mantener o retener cosas, personas o situaciones, que ya no sentimos parte de nuestro destino. Se perdió la conexión con ellas.

Las personas más conectadas responderán a los cambios con fluidez y desde las primeras advertencias del planeta. Pero los que viven embebidos en sus vidas materiales, sin ninguna conexión superior ni más referencia externa, podrán empecinarse en mantener sus vidas tal como estaban, aun a sabiendas de que no son perfectas.

Sin embargo, en esta ocasión, Saturno – porque está en Capricornio♑ – no consentirá otras opciones que la real y correcta. El destino final es uno. Y sólo eso sucederá. Aunque en unos casos, seremos nosotros los que decidiremos y, para lo más rezagados – o aquellos que todavía no saben lo que está pasando y de qué va esto – serán otros los que decidan por ellos.

Así que si, bien de repente, bien como consecuencia de un proceso más lento de toma de conciencia, llegamos a perder, en estos años, algo o a alguien, que habíamos previsto estuviera para siempre con nosotros y que nos iba a acompañar toda la vida, no lo lamentes. Saturno te está sacando del camino equivocado. Al menos, del previsto para los próximos 30 años.

Saturno estará en Capricornio♑ hasta el 23 de marzo de 2020, y no saldrá de forma definitiva del signo hasta el 18 de diciembre de ese mismo año. Hasta esa fecha, cualquier cosa puede pasar, pero todo lo que pase, estará atado.

Así que no te preocupes demasiado: déjate llevar y aprende a remar a favor de la corriente, y no en su contra. Y, sobre todo, piensa que si destinado está, por algo será. No venimos a sufrir, sino a evolucionar. Y el sufrimiento, muchas veces, viene motivado por errores personales que nos llevaron a tomar decisiones equivocadas. En general, eso ocurre cuando uno ha actuado desde la materialidad o dejándose llevar por lo que dicen otros y no por lo que realmente él percibe como correcto para sí.

De lo que se trata con todo esto, es de aprender a seguir nuestro destino personal. Porque cuando uno hace aquello para lo que vino aquí, uno se siente, realmente, muy feliz. Porque nuestro destino es la felicidad, para quien la sepa alcanzar. Aunque disponible está para todo el mundo. Depende de ti aprender a vivir de un modo feliz.

Saturno en Capricornio♑ en estos años, nos hace ser prudentes y descartar opciones que sentimos arriesgadas o que pueden alterar nuestra tranquilidad. A la vez que nos induce a comportamientos de aceptación de responsabilidad.

Su influencia no se sentirá siempre con la misma fuerza. Por ejemplo, tan pronto el Sol entre en Sagitario♐, nos hipnotizará para que busquemos más allá de nuestro entorno habitual. Y disfrutaremos esta apertura de fronteras y lo pasaremos muy bien antes de Navidad. Pero tan pronto, el 21 de diciembre 2018, el Sol entre en Capricornio♑ nos volverá a recordar cuales son los límites que debemos respetar.

La vida no es un proceso lineal, vamos adelante y hacia atrás, en un movimiento pendular. Aunque, al final, la evolución es siempre ascendente, en espiral.

Con Saturno en Capricornio♑ inauguro los post de Largo Alcance, sin perjuicio de menciones concretas al planeta en los post de influencias diarias cuando el mismo resulta activado por la Luna.

Este es, a grandes líneas, el papel de Saturno en estos años (dic 2017-dic 2020) en que recorre su propio signo, Capricornio♑. Tenlo en cuenta, para interpretar lo que ha sucedido en tu vida desde esa fecha y para calibrar mejor las decisiones que tendrás que tomar de ahora en adelante, cuando Saturno toque algún punto importante de tu carta astral.

Luna en Sagitario Nov 2018

La Luna entró en Sagitario♐ ayer jueves 8 noviembre 2018 a las 8 de la tarde hora de Madrid. Para tocar, justo al entrar, a Júpiter, su regente, recién llegado al signo ayer mismo, para quedarse allí todo el año próximo. Un buen año comienza para los Sagitario♐, que tan necesitados están de una ayuda extra en estos momentos, después de un año difícil en muchos sentidos.

Mercurio también está estos días en el signo, así que un cambio completo de clima a lo que sucedía la semana pasada cuando 3 planetas ocupaban el signo de Escorpio♏. Ahora la concentración ha pasado a Sagitario♐ y el efecto se percibe con intensidad, especialmente cuando la Luna transita por el signo.

Aunque todavia el Sol sigue en Escorpio♏, terminando cosas del pasado que todavía colean, los planetas en Sagitario♏ ya están avanzando el futuro: los pensamientos primero, los deseos ahora, se irán acrecentando de forma progresiva en los proximos días y comenzarán a formar nuevas realidades según el Sol se vaya acercando al signo de Sagitario♐, en el que entrará el próximo 22 de noviembre 2018.

Pero antes de eso, en estos 2 días, viernes y sábado 9 y 10 de noviembre 2018, y también en los siguientes, vamos a experimentar una explosión de deseos. Algo que nos enciende, que nos pone en marcha, algo o alguien que queremos para nosotros.

Este deseo está señalando eso que nos trae Júpiter en Sagitario♐ y que marcará nuestro próximo año. Y nos apetece tanto porque hace mucho tiempo no lo disfrutábamos. Años, en muchos casos.

El objetivo es dejar fuera de nuestras vidas lo negativo, y los últimos días del Sol en Escorpio♏ servirán para dejar ir, desprenderse, de lo malo. Mientras nos ilusionamos con lo que está pasando, que nos abre a un futuro mucho más vibrante del que veníamos disfrutando.

Sagitario♐ es signo de Fuego y expansivo. Que llena de vida con su energía, vibrante y explosiva. Busca romper por los aires los bloqueos y las situaciones estancadas en el aburrimiento, para dar entrada a momentos vitales. Y en estos días reconoceremos quién o qué nos proporciona esa energía de éxito y felicidad completa. Y de ilusión por una nueva aventura, profesional o amorosa.

Así que, si ya conoces qué o quién representa esa energía en tu vida, que sepas que es vitalmente necesario para lo que viene. Y si no lo sabes todavía, te percatarás en los próximos días.

El tránsito por Sagitario♐ se sentirá especialmente agitado a la entrada del signo – la noche del jueves – y a la salida – la noche del sábado. Podrá ser muy divertido, sobre todo para los nativos de Fuego🔥- Aries, Leo y Acuario – y de Aire❄ – Géminis, Libra y Acuario. Y todos con planetas en estos signos. Pero para todos, en general, será positivo.

Volveremos el domingo con la Luna en Capricornio♑, siguiente etapa del ciclo.

Luna Llena en Tauro Oct 2018

El día se está sintiendo pesado. Aunque la Luna sigue en Aries ♈hasta las 5 de la tarde de este miércoles 24 octubre 2018, desde que ayer a mediodía el Sol entró en Escorpio ♏el ambiente se ha puesto más denso. Ya no nos apetece tanto hablar como la semana pasada. Estamos más serios, más introvertidos.

Cambiamos de mes solar y cambia también el tono que va a marcar las próximas semanas. Si el mes pasado, con el Sol en Libra♎, trató de relaciones y de comunicar, este mes de Escorpio♏ las comunicaciones tenderán a ser más significativas y mucho más escasas. Escorpio mira hacia dentro. Y así haremos todos este mes.

Este año el tránsito promete ser especialmente importante, porque 3 planetas acompañan al Sol en Escorpio ♏(Venus – Mercurio – Júpiter), aunque en unos días cambiarán de signo.

Pero sobre todo, porque su entrada va a ser imponente: una oposición exacta a Urano, el rey de las sorpresas, en el signo de Tauro♉, aunque a punto de volver durante unos meses de nuevo a Aries♈, dado que en estos momentos se encuentra también en fase retrógrada, esto es, mirando al pasado.

Y todo esto ocurrirá justo en el momento de la Luna Llena de este mes, a las 6:30 de la tarde en Madrid, que se formará en el grado 0 Tauro♉/Escorpio♏, con Venus retrógrado y Saturno implicados, a sólo 3 grados, dando su bendición al conjunto desde el grado 4 de Escorpio♏ y Capricornio♑, respectivamente. Efecto: el destino está cerrado, protegiéndonos, de todo lo que no es correcto para nosotros. Pero lo que ha de pasar, pasará. Porque afecta al destino vital.

Tauro♉, donde estará la Luna hasta el próximo viernes, no es de muchas palabras. Es un signo de acción, de hacer cosas. Cuando Tauro siente que tiene que hacer una cosa no lo dice, simplemente se levanta y lo hace. Igual que tampoco le convencerás de hacer algo que no le apetezca. Son cabezotas y tercos en sus decisiones.

Pero tiene su lógica que actúen de esa manera: la intuición de Tauro♉ es la más poderosa del Zodíaco porque ese es su don específico. Por eso, cuando un Tauro siente que no debe hacer algo, simplemente no lo hace. Pero si considera que tiene que hacerlo, lo hace sin dudar un ápice.

Esto va a incidir en lo que pasará estos días: sin saber por qué, algunos y algunas haremos cosas que consideramos correctas y, al hacerlo, pondremos en marcha a otras personas.

La cuestión es que, en estos 3 días, cosas sucederán que nos van sorprender a muchos, sobre todo esta tarde/noche, con la Luna Llena.

En realidad, lo que suceda, tenía que ocurrir. Porque estamos en cambio de etapa, como ya hemos explicado en post previos, y la vida nos está desprendiendo de cosas que ya no nos valen (recordemos que llevamos 7 años tomando decisiones equivocadas, en muchos casos) y nos está empujando hacia otras que, sin duda, van a ser mucho más válidas y acomodadas para nosotros.

Un avance importante en este movimiento de creación de las nuevas bases, se producirá estos días de la Luna en Tauro♉, por la intensidad que siempre conlleva la Luna Llena y por la trascendencia de los planetas activados con el tránsito.

En estos momentos la mayoría de los signos ya han comenzado su cambio. Ahora les toca el turno a los más cabezotas, a los que se resisten siempre a los cambios. Porque cuando la vida habla desde dentro, cuando uno tiene la seguridad de que “eso” es lo correcto, entonces uno, simplemente, va a por ello. Mas, si uno recibe un “empujoncito” de la vida misma, que te impone el cambio.

Lo que pase a cada uno con esta Luna será específico suyo. Pero en todo caso afectará a una – o más – áreas relevantes en nuestra vida. Porque el mundo nos pide que pasemos a una nueva etapa. Donde no cometamos los errores de antaño y corrijamos algunas decisiones que, ahora, vemos claro, fueron equivocadas.

¿Cómo te afecta a ti? Sin duda, de alguna manera. Pero espera a que transcurren los próximos días para saberlo exactamente.

Comienza un mes lleno de magia. Y esta Luna de hoy dará, seguro, el pistoletazo de salida. Buena tarde-noche de Luna Llena!!!

Luna en Aries Oct 2018

La Luna entró en Aries ♈a las 9:am de este lunes 22 octubre 2018 y recorrerá este primer signo de Fuego hasta el próximo miércoles a las 5 de la tarde, muy cerca ya de la Luna Llena del mes, que tendrá lugar a las 18:30 hora de Madrid del miércoles 22 octubre 2018.

La entrada de un planeta en Aries siempre se nota, porque Aries ♈es el primer signo del zodíaco y su misión es iniciar cosas. Aries nos trae la energía para empezar lo que sea en que nuestra mente se enfoque durante estos días.

Su energía es mental. Puras ideas. Pero la sobrecarga de energía circundante puede provocar nerviosismo e irritabilidad en ciertas personas e incluso agresividad, aunque sea verbal. Esto se notará sobre todo el lunes, con el Sol todavia en Libra ♎, que nos empuja a hablar y expresar sin parar.

Asi que no serán raras las discusiones y las palabras más altas de lo debido, más probables cuando anochezca, debido a la cercanía de la cuadratura de Saturno en Capricornio ♑ que se dio hoy a las 6 de la tarde. No te involucres, si puedes evitarlo. Simplemente toma nota de lo que ya no quieres.

El martes, aunque la Luna seguirá en Aries ♈todavía, el Sol entrará ya en Escorpio ♏ a las 2 del mediodía, lo que producirá una inversión de las energías que dejan de ser tan extrovertidas como las del Sol en Libra ♎ del último mes y se interiorizan. Por eso, por la tarde, el ambiente se relajará un poco. Pero no del todo, porque la Luna sigue en Aries♈.

En la tarde de mañana martes 23 octubre 2018 la Luna formará un bonito sextil a Marte en Acuario ♒, por lo que pueden esperarse buenas sorpresas y excitación por algo o alguien. Seguramente a través de Internet.

Aunque la cuadratura con Plutón en Capricornio ♑ 4 horas más tarde, nos recordará que, eso que tanto queremos, todavia no es nuestro. Lo que, sin duda, nos incomodará.

La mañana del miércoles 24, la Luna recorrerá los últimos grados del signo de Aries ♈, para cumplir los últimos ajustes que deben realizarse antes de que La Luna entre en Tauro♉.

Desde allí formará Luna Llena con el Sol, recién entrado en Escorpio♏, su signo opuesto.

Esta Luna Llena será grande, porque activará al máximo la energia de 4 planetas fundamentales. Pero eso lo explicaremos en el próximo post del miércoles tarde.

Buen paso por Aries♈. No uses sus energías para cabrearte sino para aclarar ideas, porque el pensamiento claro es el don de Aries. Además de su energía apabullante, para ponerlo en marcha. No para pelearte. 😉⚠️

Luna en Piscis Oct 2018

La Luna entró en Piscis ♓ ayer viernes a las 11 de la noche de Madrid. Transitará por el signo hoy, sábado 20, y domingo 21 octubre 2018.

Después de estos días pasados tan agitados con la Luna en Acuario ♒(ver post), entramos ahora en el Reino de Neptuno, el mundo de los sueños y la imaginación. Este es Piscis, el signo de la Paz.

El transcurso de la Luna por el signo se sentira, sin duda, pacífico para la mayoría. Nos sentiremos tranquilos y sin ganas de involucrarnos en nada negativo ni meternos en líos. Al contrario, nos sentiremos a gusto en general y, en algunos casos, MUY a gusto dada la cantidad de buenos aspectos que se sucederán.

Todo lo que fueron tensiones los dias previos con la Luna en Acuario, se irá resolviendo de forma suave o natural en los próximos días; en particular sábado y domingo nos aportarán buenos avances, sobre todo a los nativos de signos de Agua y Tierra o aquellos con planetas en ellos.

Y esto será porque en el tránsito por Piscis ♓de este fin de semana, la Luna formará trino – el mejor aspecto – a los 3 planetas en Escorpio ♏en estos momentos (Venus – Mercurio – Júpiter), y sextil (otro buen aspecto) a otros 3 más: Saturno y Plutón en Capricornio♑; y Urano en Tauro♉.

Estos 6 aspectos necesariamente han de traducirse en buenos momentos y encuentro de soluciones a cosas que nos preocupaban los días previos.

Pero es que, además, todo esto se producirá cuando la Luna se encuentra con Neptuno🧜‍♂️ – planeta de los sueños e ilusiones – en su propio signo. Al ser Neptuno el planeta regente de Piscis ♓y estar desde 2012 transitando el signo, los sueños y las ilusiones se activan cada mes cuando la Luna pasa por él.

Lo que ocurre es que, a diferencia de otros meses, en este Oct 2018 no hay bloqueos a los sueños porque no hay planetas en signos adversos en estos momentos (la cuadratura se daría en Sagitario ♐o Géminis♊, vacíos ahora).

Así que, quizás nuestros sueños se sientan ahora casi reales, o reales sin más. Tendremos la sensación de que, por fin, estamos dando forma a nuestros sueños. De que son materializables, al menos.

Y esta sensación se tendrá, de una parte, por el propio clima pacífico y tendente a la ensoñación que siempre crea la Luna de Piscis; y de otra, por los abundantes aspectos buenos que se sucederán en estos días y que provocarán buenos encuentros o acontecimientos que nos ayudarán a cumplir nuestros sueños o a verlos más cerca.

¿Cuáles son tus sueños ahora? ¿Lo tienes claro? Pues aprovecha el tránsito de la Luna por Piscis ♓este fin de semana, para saberlo, porque a veces, con otros transitos, es más difícil distinguirlos de forma nítida.

Con la Luna en Piscis los verás meridiano. Los sueños digo, los verás claros. Y las vías para materializarlos también se verán por fin. Eso es lo diferente a otras veces: que ahora estamos viendo nuestros sueños realizables. Y antes…..eran sólo sueños. Importante matiz!!!

Así pues, que menos que desearte que te dejes llevar por lo que Neptuno te traiga este fin de semana y disfrutes del agradable paso de la Luna por el signo de Piscis ♓este mes.

Porque cuando la Luna entre en Aries ♈el próximo lunes, habrá que ponerse las pilas de nuevo y será un no parar. Pero eso en su momento. Hoy y mañana, a soñar y a compartir nuestros sueños con los que queremos. Buen finde.🤗🤗🤗

Próxima cita lunes 22 nov 2018 para vivir la Luna en Aries ♈y el último día del Sol en Libra♎. Nos vemos entonces con nuevo post.🧞‍♀️